Exigen justicia para el joven “Juanito” maltratado por sus padres en Temoaya

Exigen justicia para el joven “Juanito” maltratado por sus padres en Temoaya

El pasado domingo 21 de febrero, un niño menor de edad conocido como Juanito, escapó de la esclavitud de su padre y su madrastra, ya que lo habían dejado solo en su casa. El niño no lo dudo y logro escapar.

El niño fue encontrado en pésimas condiciones ya que era explotado, sometido a largas jornadas de trabajo desde las 5am a las 2am, además de que dormía afuera de la casa, debajo de un lavadero que se tenía, el niño era torturado durante el día, y era mucho peor si el niño no cumplía con la cantidad trabajo que su madrastra Tania Flores Ortega y su padre Santos Gil le exigían. Ya que ellos se dedican a elaborar piñatas en la comunidad. Lo amenazaban y le provocaban miedo para que el no dijera nada.

Al niño no le daban alimento, ya que la madrastra decía que no lo merecía, y cuando comía, eran las sobras de los que los demás dejaban. Existen muchas lesiones físicas y psicológicas al menor, a continuación, se mencionan algunas, que el mismo menor comentó. – Lesiones en las piernas por golpes con cable, palos, etc. – Jalones de cabello graves, provocándole calvicie. – Golpes en la cabeza – Lo enchilaban moliendo el chile y tirándolo al piso para que el niño lo lamiera y todo eso por intentar agarrar comida. – Por tomar una manzana, fue torturado metiéndole un palo de escoba hasta llegarle a la garganta. – Golpes en la cara por la madrastra. – Marcas en el cuello por intentar asfixiarlo.

La madrastra, conocida por el nombre de Tania Flores Ortega, es una persona muy agresiva y conflictiva. Ya se han presentado denuncias anónimas y por parte de la madre del niño, que de igual manera fue agredida por la madrastra y el padre. Dejándola en muy malas condiciones.

Hubo una demanda en contra de los 2 agresores, pero la señora Tania siendo muy astuta cambio las cosas a su favor, ayudándose de sobornos y no se puedo hacer nada para que la mamá ganara la custodia del niño y la niña, ya que los 2 hermanos se quedaron con el padre y la madrastra. A ambos quitándoles el derecho a la educación, a la salud, a la libertad, a la alimentación entre muchas otras cosas.

Ese mismo domingo 21, cuando el niño logró escapar, el padre y la madrastra regresaron de paseo y al notar que el niño no estaba, se vieron descubiertos e ingresaron a la casa de la abuela del niño, el padre con un arma de fuego, quien dio 4 balazos al aire, exponiendo a los vecinos con una bala perdida, ya que vivimos a pie de carretera y a esa hora aun había niños jugando y personas transitando por el lugar. Al pasar 5 o 10 minutos llegó la familia de la madrastra a agredir y golpear a la abuela y tíos del niño, sin siquiera saber lo que estaba pasando.

Pero ya que no habrá justicia para el niño. Su familia está desesperada porque no cuentan con los recursos suficientes para llevar el juicio. No queremos que este caso quede impune y queremos que se haga justicia. Adjunto evidencias de las condiciones en que fue localizado el niño.

 

 

Su madrastra Tania Flores Ortega y su padre Santos Gil

Actualización

Personal del DIF municipal de Temoaya le brindó ayuda médica y psicológica, además del traslado al hospital regional de Temoaya de donde fue dado de alta esta noche. Queremos decirles que el adolescente está bien y que continuaremos ayudando a su familia con la asesoría jurídica-legal que requieran.

 

 

Categorías
Compartir esto

Comentarios